Se trata de una iniciativa donde poder compartir en familia momentos de relajación, diversión y juego aprendiendo a conocernos mejor a nosotros mimos y a relacionarnos de una forma diferente. El desarrollo de la Inteligencia Emocional en familia nos permite encontrar alternativas para afrontar las diferentes situaciones de nuestra vida, a la vez que aprender a ser más positivos frente a los problemas cambiando nuestra actitud y enfrentándonos a ellos como una forma de crecimiento y aprendizaje.

Disfrutaremos de un tiempo en familia haciendo cosas diferentes y experimentando a través de ejercicios prácticos nuevas sensaciones al permitirnos conocer y deja fluir nuestras emociones.